Documento sin título

Artículo Histórico

Dr. Rodrigo Álvarez Cambras, padre de la Ortopedia en Cuba. Homenaje en su 85 aniversario

Dr. Rodrigo Alvarez Cambras, father of Orthopedics in Cuba. Tribute in his 85th anniversary

 

Dr.  Pavel Amigo Castañeda1*,**ORCIDhttps://orcid.org/0000-0003-3015-9269
Dra. Maylín Rodríguez Díaz**ORCID https://orcid.org/0000-0002-6600-7403
DrC. Yuseli Pestana Llerena**ORCID  https://orcid.org/0000-0002-9481-945X
DrC. José Alberto Afonso de León**ORCID https://orcid.org/0000-0001-5741-2426
Dra. Caridad Castañeda Gueimonde**
Est. Pavel Alejandro Amigo Rodríguez.**

1 Universidad de Ciencias Médicas de Matanzas. Cuba.

*Autor de la correspondencia: reynaldoamigo.mtz@infomed.sld.cu

 

RESUMEN

El doctor y profesor Rodrigo Álvarez Cambras constituye una de las figuras que despuntó desde los mismos inicios del triunfo de la Revolución Cubana en las ciencias ortopédicas con repercusión en las ciencias pedagógicas. El objetivo fue argumentar porqué se considera al ilustre profesor Rodrigo Álvarez Cambras, el padre de la Ortopedia y la Traumatología en Cuba en el marco de sus 85 de aniversario.  Se realizó este trabajo de corte histórico mediante sus datos biográficos y teniendo en cuenta sus principales aportes como médico, pedagogo, científico y directivo, avalados por sus más de cinco décadas dedicadas por entero a las ciencias médicas y pedagógicas. Se estimula al estudio de esta figura con el propósito de valorar su trabajo en beneficio de la sociedad cubana y su contribución al desarrollo de la medicina, específicamente de la Ortopedia y Traumatología universal.

Palabras Claves: Rodrigo Álvarez Cambras; Ortopedia; ciencias médicas; ciencias pedagógicas.

SUMMARY

Doctor and professor Rodrigo Álvarez Cambras is one of the figures who exceled in the orthopedic and pedagogical sciences from the first moments after the triumph of the Revolution. The aim of this historic work is to sustain why the illustrious professor Rodrigo Alvarez Cambras is considered the father of Orthopedics and Traumatology in Cuba in the context of his 85th anniversary. The authors review his biographical data and his main contributions as doctor, professor, scientist, and executive, all this activities endorsed by more than five decades entirely devoted to the medical and pedagogic sciences. The study of this personality is promoted with the purpose of assessing his work in benefit of Cuban society and his contribution to the development of Medicine, especially to universal Orthopedics and Traumatology.

Key words: Rodrigo Álvarez Cambras; Orthopedics; medical sciences; pedagogical sciences; Cuba.

Recibido: 05/11/2019.
Aceptado: 19/12/2019.

 

 

INTRODUCCIÓN

En la encomiable tarea de formar hombres siempre ha estado presente el pensamiento y la obra de ilustres cubanos de vanguardia. Entre los más destacados se puede citar a José A. Caballero, Félix Varela, José de la Luz y Caballero, Enrique José Varona, Manuel Valdés Rodríguez y José Martí Pérez, por solo citar algunas de las cumbres del pensamiento educativo cubano.

Con el triunfo de la Revolución se inicia en Cuba una etapa de cambios sociales profundos, que llevaron a muchos a abandonar la patria y dejarla a su libre albedrío, carente de buenos científicos cuya obra lógicamente repercute en el quehacer educacional y en las concepciones teóricas que lo sustentan. En el campo de la medicina se pueden citar muchos ejemplos. Sin embargo, ante esa situación no dejaron de surgir profesionales capaces de lograr transformaciones trascendentales, con sentimientos, valores y convicciones como pedagogos que desafiaron el conocimiento en pos de desarrollar y engrandecer el futuro de nuestra nación.(1) Un ejemplo está en la figura y en la obra médico-pedagógica del doctor Rodrigo Álvarez Cambras, alguien que despuntó desde los mismos inicios de la Revolución Cubana en las ciencias ortopédicas con repercusión en las ciencias pedagógicas. Su trabajo y su pensamiento, de más de cinco décadas ya, han sido vitales en el surgimiento de una escuela cubana de Ortopedia y Traumatología por su incansable labor en la formación y crecimiento del profesional de la salud en esta especialidad. Estos son algunos de los argumentos para considerar al laureado educador como motor impulsor en la creación de la Escuela Cubana de Ortopedia y Traumatología que cuenta con gran prestigio internacional.

Para resaltar la contribución realizada por Álvarez Cambras, y recordar que para la formación de los galenos que la patria, Latinoamérica y el mundo precisan hoy, los pedagogos responsables deben inspirarse en el ejemplo que han dejado educadores como él, se escribe este trabajo.(2)

En toda época ha existido la deuda de no dejar en el limbo de la historia a esos educadores cuyas ideas y obra han fructificado en planos a veces increíbles y difíciles de superar. Solo en el profundo estudio de sus aportes se encontrará la llave para seguir construyendo un mundo mejor, donde a las nuevas generaciones no les quede otra vía que mantener la vigencia de lo logrado, honrando las palabras de nuestro José Martí: ” Al venir a la tierra, todo hombre tiene derecho a que se le eduque, y después, en pago, él debe de contribuir a la educación de los demás”.

El Dr. Alvarez Cambras, además de a la asistencia y la investigación, se ha dedicado a la docencia y ha formado diversas generaciones de ortopédicos para Cuba y el mundo. En entrevista exclusiva a la Agencia Cubana de Noticias, expresó que ha combinado la asistencia, la investigación y la docencia con mucho trabajo, gran esfuerzo y múltiple cariño y dedicación, "con el sentimiento de servirle al  pueblo, y sobre todo, a la Revolución, siguiendo las ideas del Comandante en Jefe Fidel Castro".

El presente trabajo estimula el estudio de esta personalidad y su reconocimiento como educador destacado del presente y pasado siglo. Se devela su sostenido trabajo durante décadas en el surgimiento de una escuela cubana de pensamiento y acción en el campo de su especialidad, con todas las condiciones y exigencias establecidas para el reconocimiento de las mismas y resaltar sus logros y aportes en el campo de la medicina y la pedagogía.(2)

Para realizar este trabajo de corte histórico se hizo una revisión en las bases de datos Scielo, Cumed, Lilacs, sobre los datos biográficos de la vida y obra de la personalidad del doctor Rodrigo Álvarez Cambras en el periodo 2014-2019 y sus principales aportes como médico, pedagogo, científico y directivo, avalados en sus más de cinco décadas dedicadas por entero a las ciencias médicas y pedagógicas. Se utilizaron las palabras claves  Rodrigo Alvarez Cambras, ortopedia, ciencias médicas y ciencias pedagógicas.

 

 

DISCUSIÓN

Rodrigo José Álvarez Cambras es un reconocido cirujano ortopédico, científico y pedagogo cubano de talla mundial, por sus diversos aportes al perfeccionamiento de la técnica de la Ortopedia y la Traumatología y el proceso de rehabilitación, así como su divulgación como inminente profesor.(3) Nació en un poblado Candelaria, llamado también Manga Dulce,  en la provincia de Pinar del Río, el 22 diciembre de 1934.  (Casualmente años después el 22 de diciembre sería considerado el Día del Educador). Fue inscrito en la ciudad de La Habana, como hijo de María Isabel Cambras y de Rodrigo Álvarez. Estudió la enseñanza primaria en una escuela pública en la barriada de Luyanó, donde vivió hasta los 12 años, período de su vida durante el cual, afirma, su primera inclinación profesional fue la de estudiar ingeniería en construcción.(4) Su padre, perito mercantil, con un esfuerzo enorme, sufragó sus estudios en el colegio religioso Los Maristas, en la Víbora, hasta el año 1948, cuando muere de tuberculosis. Ese desafortunado suceso familiar influyó en su futura profesión. Al ver a su padre moribundo a causa de la tuberculosis y la diabetes descompensada que presentaba al regresar de la guerra civil española, Rodrigo tuvo una suerte de revelación; fue un shock resultante de verlo morir sin hacer nada, consumirse en dos años, más flaco cada día, sangrando… lo impresionó a tal punto que decidió que no estudiaría para ser ingeniero en construcción de puentes y carreteras como su papá deseaba: "Voy a estudiar Medicina para acabar con estas enfermedades”.(5) Debía ser médico y tratar de resolver esos graves problemas de la humanidad. Con esta motivación, desde que comenzó su vida escolar encaminó sus esfuerzos hacia el logro de sus propósitos, siendo la génesis de su vocación, que hayo después su cauce definitivo en el universo de los huesos y las fracturas. La educación recibida en su familia sembró y cultivó en él los valores que perdurarían para toda su vida.(3,4)

La muerte de su padre fue terrible, prácticamente se arruinaron porque el dinero que había dejado su abuela paterna, La Catalana, se utilizó para tratar de curarlo según recuerda. Entraba en la adolescencia y su madre, María Isabel Cambras, habló con los Hermanos Maristas del colegio donde él estudiaba para becarlo y que terminara el bachillerato. Como era el batutero mayor de la banda de música, integrante del equipo de baloncesto y otros deportes como el judo y el béisbol, deporte que practicó junto a Alfredo Paz, quien sería años después, prestigioso arbitro de ese deporte del país, sus hermanos de escuela le consiguieron una beca y logró terminar el bachillerato en el año 1952. En ese año matricula e ingresa en la escuela de Medicina de la Universidad de la Habana con muchas dificultades pues participaba en luchas estudiantiles”.(5)

Su juventud coincidió con los años en que Batista se adjudicó el poder a consecuencias de su golpe de estado en 1952 y que duró hasta 1958. En tiempos de convocatoria a los estudiantes, tampoco él permaneció al margen: manifestaciones, protestas y alguna que otra golpiza de manos de la policía no faltaron en el currículo del futuro galeno.(3)

Un día, en una manifestación estudiantil contra Batista en la escalinata de la Universidad de la Habana, le dieron un tiro en el tobillo, en la punta del maléolo peroneo; realmente una bala que rebotó. Lo llevaron al Hospital Calixto García, a la sala Gálvez, de Ortopedia. Ahí supo que lo de él no era tan grave, pero llegaron varios heridos y al verlos, se levantó de la camilla donde estaba acostado y comenzó a poner guata y yesos, y eso le gustó. Así empezó todo. Recibiendo aquí otra importante influencia.

Desde ese día comenzó a irse para el “Calixto” cuando terminaba las clases. En ese periodo realizó un examen de oposición y ganó el puesto de alumno oficial de Ortopedia y Traumatología. Aunque no devengaba salario, tenía derecho a desayuno, almuerzo y comida y le permitían tener una cama allí, teniendo como obligación realizar tres guardias por semana. Él comenzó a hacerlas de lunes a viernes; prácticamente se hizo ortopédico siendo estudiante de Medicina, aprendiendo a poner yesos con la ayuda de estudiantes más avanzados de la carrera. "El que se embarra con yeso se hace ortopédico", ha aseverado jocosamente el profesor Álvarez Cambras.(5)

La consulta del doctor Antonio Pulido, Médico Especialista en vías respiratorias y padrino del joven Álvarez Cambras, tenía un pasaje secreto. Detrás de la escalera del fondo se escondía un improvisado salón para atender a los guerrilleros. Ahí estaba Rodrigo en aquellos días en que el régimen batistiano cerró las puertas de la Universidad. Las enseñanzas de este médico ejercieron influencias en él desde el punto de vista médico, patriótico, y como revolucionario.

Atendían a compañeros de la Sierra, de La Habana… “¡Imagínate que íbamos al cementerio a robar los tornillos a los muertos para operar a los revolucionarios!”, ha comentado el prestigioso galeno. Hasta un día en que la policía los condujo hasta el Ministerio de Justicia. Estando ahí, llegaron el presidente del Colegio Médico de La Habana y el del Consejo Médico Nacional a interesarse por Antonio, que estaba en un sótano. “Un policía les habló de mí. Ellos sacaron una cámara fotográfica y dijeron a todo el mundo que tenían fotos mías, aún vivo, y que si me asesinaban iban a publicarlo en la prensa. Eso me salvó la vida”, relata el destacado galeno. Al día siguiente lo soltaron. Cuando se dirigía para la casa de su padrino, se enteró de que a él sí lo habían matado: Lo tiraron en una esquina de Ayestarán, y después le pasaron por encima con un carro, para que pareciera un accidente. Ahí empezó la lucha clandestina, que fue muy larga, perteneciendo inclusive al prestigioso Movimiento 26 de julio.(5)

Al cerrar la Universidad en el año 1956 por represión gubernamental, cursaba ya el 3er año de Medicina, y pudo conseguir trabajo en el Hospital Calixto García como alumno ayudante, sin salario. Sólo después del triunfo revolucionario, en 1961, reanudó los estudios  alternándolos con trabajos en la Aduana e involucrado con el nuevo proceso social que vivía la isla. Concluyo sus estudios en 1964.(4) En el período 1961-1964, además de cursar sus estudios de medicina, ejerció como Profesor de la Escuela de Enfermeras del Hospital Calixto García y del Hospital Comandante Manuel Fajardo, comenzando así lo que sería su brillante, exitosa y extensa carrera como pedagogo, la que no culminaría hasta su jubilación. Al concluir la carrera ya tenía experiencia en Ortopedia y Traumatología por todo lo aprendido en ese período. Para cumplir el servicio médico rural lo ubican a mediados de 1964 en el Hospital Saturnino Lora de Santiago de Cuba, donde lo designan Jefe de Servicio y por la experiencia acumulada como docente lo nombran también Profesor Principal de la Especialidad de Ortopedia de las que hoy constituyen las 5 provincias orientales.(4) En esta etapa como profesor principal imparte docencia y forma bajo su lupa y tutela a un número importante de ortopédicos y enfermeras de las provincias orientales, los cuales constituyeron posteriormente los primeros Jefes de grupos provinciales de la especialidad y dentro de los que se encontraba la enfermera Esperanza Ortiz, una de las Subdirectoras del Hospital Frank País y Jefa del Departamento de Enfermería de esa Institución.   

Cuando en 1964 se producen los bombardeos masivos norteamericanos a Vietnam del Norte, el profesor Álvarez Cambras le escribe una carta al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y al Partido Comunista en la provincia de La Habana donde expresa su disposición de ir a esa nación para apoyar al pueblo vietnamita en su lucha contra el imperialismo. Un año después, estando trabajando en el Hospital Saturnino Lora una mañana recibe una llamada telefónica de quien en  ese momento era Ministro de Salud Pública,  José Ramón Machado Ventura, quien le pedía presentarse en la capital del país. Fue recibido por Roberto Perera, Jefe de Relaciones internacionales de Salud Pública y le comunican que su solicitud había sido aprobada para cumplir misión en Vietnam junto al cirujano Manuel Jacas Tórnes y el clínico Julián Álvarez Blanco, médicos que también prestaban servicio en provincias orientales.(6)

El 6 de agosto del 1965 partieron a bordo del buque Félix Dzerzhinsky del puerto del Mariel, tras ser despedidos por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Pero no partieron para Vietnam: la misión había sido cambiada para el África con los integrantes de la columna 2 al frente de la cual iría el compañero Jorge Risquet Valdés. El también denominado batallón Patricio Lumumba tenía como misión permanecer en el Congo francés como reserva de la columna 1 dirigida por el Guerrillero Heroico Ernesto Che Guevara. La travesía fue muy dura y duró 16 días. En Brazzaville, además de entrenar soldados una vez a la semana, iban al Hospital donde comenzaron a atender a la población; ya eran 4 médicos, pues se había unido el Dr. Rodolfo Puente Ferro. Con el transcurso de los días comenzaron a percatarse de que venían a consulta muchos pacientes, fundamentalmente niños, con diagnóstico de Poliomielitis y sus secuelas, por lo que programaron, se organizaron llevaron a cabo la primera vacunación masiva contra la Poliomielitis que se recuerda en todo el África, que condujo a la notable disminución de la incidencia de esos casos.(5,6) Paralelamente,  su trabajo como militar logró frenar un golpe de estado y tomar dos ciudades. Su misión como Médico-Guerrillero concluyó de manera excepcional.

Al regresar a Cuba tras cumplir la misión, se presentó a ver al ex ministro de Salud Doctor José Ramón Machado Ventura, (que había pasado a la dirección del Partido de La Habana), quien le informó que había una decisión del Gobierno y del compañero Fidel para que perfeccionara sus estudios de Ortopedia y Traumatología, misión tan riesgosa e importante como estar en el campo de batalla. El Gobierno Revolucionario con el Comandante en Jefe al frente le consiguió una beca en Francia para convertirse en un avezado en la especialidad médica y crear el Hospital de Ortopedia más grande de Cuba. El respondió: “¿Comandante, y si yo hago el mayor de América?”.(5) Con esa idea como motivación de envergadura y bajo tal influencia comenzó a estudiar en la Universidad de París y en el Hospital Universitario Cochin, el más importante de la capital.

A su regreso, lo recibió el doctor Martínez Junco, Ministro de Salud Pública y más tarde el Comandante Fidel Castro, que le planteó que la siguiente misión sería desarrollar la Ortopedia en el país y lo designan director del Hospital Frank País, constituyendo ésta la obra más grande que emprendería en su vida. La instalación tenía un gran terreno a su alrededor e inmediatamente comenzó a soñar con hacer un Hospital de alto nivel científico y asistencial como necesitaba el pueblo de Cuba.(4)

Rodrigo rememora que Celia Sánchez Manduley fue el alma inspiradora del Hospital Frank País, designada como la madrina del centro por el Comandante en Jefe Fidel Castro, el cual puso todo su empeño en su reconstrucción porque desde el primer momento avizoró lo que podía llegar a ser este Servicio Ortopédico para la población.

Cuando en noviembre de 1968 el entonces Ministro de Salud Pública le dio la tarea al Doctor Álvarez Cambras de dirigir el Hospital, puede asegurarse que inició un nuevo ciclo en su vida profesional, docente y como administrativo. La instalación, que había pertenecido a la mujer del dictador Fulgencio Batista, era conocida como ONRI, Hospital de la Organización Nacional de Rehabilitación de Inválidos, y estaba dirigida por el coronel del ejército de la dictadura Doctor Luis Iglesias de la Torre, cirujano ortopédico de profesión y de considerable calidad técnica. Para poder ser atendido allí se necesitaba una carta de la esposa del tirano. En ese entonces, el centro contaba con 110 camas, tres salones de operaciones, un departamento de rayos X y un mínimo de personal.

En el año 1969 comienza su reconstrucción y ya en los subsiguientes años el Hospital continuó creciendo hasta contar en la actualidad, con 677 camas, 24 salones de operaciones, un hotel con 226 camas para enfermos de otros países, un hotel de 100 camas para extranjeros que vienen a estudiar en Cuba distintas especialidades, el  centro internacional de rehabilitación Ortoforza y una residencia con 100 camas para los cubanos que participan en cursos de superación y actualización en Ortopedia, así como en Congresos y otras actividades. Según muchos, es el complejo ortopédico más extenso e integral del mundo.(4)

Así, de aquellas 13 hectáreas donde estaba enclavado un maltrecho Centro Hospitalario que contaba solamente con dos pequeñas edificaciones, empezó a surgir lo que 24 años después, es el actual Complejo Ortopédico Científico Internacional Frank País; “una ilusión de él desde que estudiaba: crear un hospital para el pueblo, capaz de convertirse en un lugar de referencia en el mundo. Por suerte pudo cumplir su sueño.(5) Desde 1969, año en que se fundó y Fidel le encomendó su dirección, en esta prestigiosa institución,  Centro de Referencia Nacional de la especialidad, se han formado casi el ciento por ciento de los ortopédicos cubanos hasta la actualidad y también centenares de extranjeros, que bajo su lupa y preocupación egresaron como especialistas en Ortopedia y Traumatología. Por idea también del líder histórico de la Revolución, en 1970 y en correspondencia con al apoyo incondicional que el Comandante siempre le brindó al movimiento deportivo cubano, partió el Profesor Álvarez Cambras y un grupo de funcionarios del Inder entre los que se encontraba su Presidente, el señor Jorge García Bango y el Presidente del Comité Olímpico Cubano, en aquel momento Manuel González Guerra, en un recorrido por varios países de Europa y Asia, fundamentalmente por Ciudades que habían organizado Juegos Olímpicos, como las ciudades de Roma, Tokio y Moscú, para perfeccionar el tratamiento de las lesiones que se presentaban en el deporte de alto rendimiento, adquiriendo alguna experiencia en el manejo de las mismas a pesar de que no encontraron en ningún país desarrollado un Centro dedicado a esto en su totalidad. Considera el Dr. Álvarez Cambras, que al crearse en 1971 el Centro de Traumatología del Deporte en Cuba, adscripto al Hospital Frank País y al Instituto de Medicina del Deporte, fue uno de los primeros del mundo hasta ese momento. Este fue también el lugar donde se formaron  especialistas de Medicina del Deporte que cursaron el módulo de Traumatología Deportiva, siendo él  su director y profesor principal del Servicio de Traumatología Deportiva de dicho Centro.(7)  En esa instalación, han sido tratados un gran número de los más grandes atletas de este país, entre ellos Teófilo Stevenson, Iván Pedroso, Javier Sotomayor, María Caridad Colón, Mireya Luís, todos campeones mundiales y olímpicos cuyos mejores resultados deportivos, en muchos de los casos, fueron logrados después de haber sido atendidos e intervenidos quirúrgicamente por él. Este es un hecho que se recoge en el libro El mago que cayó del cielo, publicado a finales del 2018, acerca de sus aportes y contribuciones al movimiento deportivo cubano, con declaraciones de alrededor de 50 excelsos atletas.(8,9)

El profesor Álvarez Cambras fue el Jefe Médico de las Delegaciones Deportivas a juegos múltiples desde la Olimpiada de Múnich en el año 1972 hasta la Olimpiada de Atenas, Grecia, en el 2004. Por tales resultados, en el año 1985 el Inder le otorgó la medalla Mártires de Barbados, y posteriormente en 1986 la Orden al Mérito Deportivo, méritos suficientes que lo hicieron acreedor de la Orden Olímpica, otorgada en el 1997 por Juan Antonio Samaranch, presidente del Comité Olímpico Internacional en aquel entonces. Este constituye uno de sus más importantes premios, pues este reconocimiento está concebido para grandes atletas con aportes y resultados muy significativos al deporte mundial; todavía en la actualidad el profesor, con la sencillez que lo caracteriza y con gran humildad, no entiende porque le fue asignada a él tan importante distinción.(10-12)

El eminente científico y cirujano ortopédico cubano ha sido solicitado por jefes de estados foráneos para el perfeccionamiento de la técnica en la Ortopedia y Traumatología, así como el proceso de enseñanza de la misma, además del proceso de Rehabilitación, pues deviene en un artífice, un excelente artesano. También sus servicios como médico han sido solicitados por diferentes jefes de estados, y por diversos primeros ministros, por lo que ha intervenido quirúrgicamente a más de una docena de presidentes de otras naciones, como Saddam Hussein, el primer estadista que operó; al mandatario de Perú, General Juan Velasco Alvarado, y al de Ecuador, Rafael Correa, entre otros, además a encumbradas personalidades del arte como el pintor ecuatoriano Oswaldo Guayasamín.(13) Con enorme tristeza por la pérdida física del Comandante en Jefe, el catedrático confiesa que tuvo la oportunidad de ser uno de los médicos de Fidel, a quien calificó de visionario, alguien a quien debemos honrar con el ejemplo.

Kiko, como lo llaman sus más allegados, reconocido por muchos como el médico más popular de Cuba, destila gran humanismo y en su tiempo libre no le son ajenas las condiciones para el "arte tradicional", pues es un enamorado de la pintura y gusta tomar los pinceles para con ellos reflejar su otro yo y obsequiar a los amigos. Lee con relativa frecuencia sobre Historia Antigua y le place escuchar música clásica. Por sus múltiples viajes y su afán de saber ha llegado a dominar los idiomas inglés, francés, portugués y latín. Le gustan las mascotas, a pesar de que su esposa es quien las cuida. Este respetable médico y científico cubano tuvo un gran premio en la vida: su familia, sus siete hijos, dos de ellos médicos´. uno Ortopédico y otro Cirujano General, 12 nietos, de los cuales uno parece inclinarse por la Ortopedia además de dos bisnietos.(3,5)

Además de participar en su primera misión internacionalista a mediados de la década de los 60, en África, como combatiente y médico, otras misiones profesionales lo situaron en Perú, Chile e Iraq. También por orden de Fidel, participó en el suministro y la organización de toda la logística para la brigada que asistió al terremoto de Pakistán, y de inicio, los primeros grupos que salieron, se formaron en el Hospital bajo su dirección.(3,13)

La devoción y el amor que sentía por la especialidad de Ortopedia y Traumatología, lo llevaron a contribuir de manera determinante siendo el motor impulsor para la creación de la Escuela Cubana de Ortopedia y Traumatología de prestigio mundial, que creó una infraestructura para hacer investigaciones y desarrollo una vía experimental, produciendo técnicas para iniciar nuevas experiencias. Teniendo en cuenta su entrega y dedicación extrema e infinita al trabajo para desarrollar la especialidad de Ortopedia Y Traumatología en Cuba resultó seleccionado durante 24 años consecutivos Vanguardia Nacional del Sindicato de las Salud; le fue otorgado el título honorifico de Héroe Nacional del Trabajo de la República de Cuba en el año 1992, impuesto por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Reafirmando una frase suya pronunciada durante una celebración de su cumpleaños, servir a la patria, a la revolución y a otros pueblos del mundo ha sido siempre la razón y la guía de su trabajo.(14)

En la actualidad, independientemente de las limitaciones para obtener la materia prima, en Cuba  se fabrican sistemas de osteosíntesis, placas de cadera, y diferentes aparatos ortopédicos para el país y la exportación, en la gran mayoría diseñados y creados por él. Todo eso dio origen a la creación y reconocimiento de la actual Escuela Iberoamericana de Ortopedia y Traumatología, enclavada en el complejo científico, donde él es su Decano desde su creación. Allí surgieron y se desarrollaron los fijadores externos Ralca, fruto de su ingenio, por lo que llevan sus iniciales y que han llevado a la Ortopedia a un nivel superior en el mundo, muestra de la capacidad creadora del galeno relacionada estrechamente con su primera inclinación profesional: ser Ingeniero en diseño y construcción de puentes y carreteras. Estos dispositivos le han dado prestigio a la institución, demandados por más de 40 países y utilizados por más de 125 000 pacientes en todo el mundo. Cuando viajó a Francia por motivos de superación personal, pudo ver varios fijadores sencillos, pero eran demasiado específicos, y se le ocurrió idear uno para resolver casi todos los problemas de la especialidad, objetivo que cumplió con creces. No solo los creó, sino que organizó y diseñó cursos de adiestramientos para profesionales vinculados a la Ortopedia y Traumatología para el aprendizaje y futura divulgación del método de colocación.(5)

No podríamos resaltar el desarrollo de la Ortopedia y la Traumatología sin considerar los aportes y contribuciones del Doctor Rodrigo Álvarez Cambras. El impacto relevante además de los efectos beneficiosos de la artroscopia y de la artroplastia total en miembros inferiores y superiores, de la cirugía reconstructiva y el progreso de las células madres constituyen, sin duda, resultados que debemos a su empeño.(9)

Entre los Reconocimientos más importantes que se le han otorgado, 400 entre nacionales y foráneos, se encuentran el de Doctor en Ciencias Médicas de la Universidad de La Habana y el de Doctor en Ciencias otorgado en la Universidad Carolina, Praga, Checoslovaquia, y homologado posteriormente en la Universidad de la Habana, por el Ministerio de Educación Superior. También se encuentran cuatro Doctorados Honoris Causa por sus aportes y contribuciones a varias Universidades como son la Universidad César Vallejo, de la Universidad de San Agustín Arequipa de Lima, Perú, de la Universidad Mayor de San Andrés La Paz, Bolivia donde también es profesor Emérito, y la de Ricardo Palma de Lima, Perú.(7,10)

El profesor ostenta también los títulos de Investigador de Mérito del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, Citma, otorgada en el año 2002 y Académico Titular de la Academia de Ciencias de Cuba en el periodo comprendido desde 2002 hasta el 2007; la categoría docente de Profesor Titular y Consultante de varias Universidades y Hospitales del mundo como el Hospital Ortopédico de Bagdad, Irak y el de Sao Paulo, Brasil y por supuesto el de la Universidad de la Habana, Cuba. Es miembro Honorario de la Sociedad cubana de Medicina del Deporte, además de pertenecer a 19 Sociedades Científicas donde en la gran mayoría es Miembro de Honor por sus resultados en la Especialidad de Ortopedia y Traumatología, dentro de las cuales se encuentra la Sociedad Cubana de Ortopedia y Traumatología de la cual fue presidente durante varios años hasta el 2018. Esta  tuvo como primer presidente al Dr. Alberto Inclán Costa, el cual la fundó en el anfiteatro del Hospital Nuestra Señora de las Mercedes el 22 de enero del 1945, siendo también el primer Jefe de catedra de Ortopedia y Traumatología de la Facultad de Medicina, primera escuela formadora de cirujanos ortopédicos del país en 1924. Del doctor Alberto Inclán Costa recibió el Profesor Alvarez Cambras muchas influencias. El primero fue el fundador de la Revista Cubana de Ortopedia y Traumatología en el año 1933; el profesor Rodrigo Álvarez Cambras la  ha dirigido por muchos años hasta nuestros días. Se considera que el Dr. Alberto Inclán Costa fue el primero que le dio rango científico a la especialidad en Cuba y un alto nivel en el plano internacional.

Otra figura cimera de la Ortopedia cubana desde los años 30 hasta finales del siglo XX del cual Álvarez Cambras recibió notables influencias, lo constituyó el Profesor Dr. Julio Martínez Páez.(15) El profe, como lo llaman, publicó en este período alrededor de 95 artículos en revistas nacionales e internacionales y escribió siete libros sobre la especialidad, los cuales han sido de gran aporte a la Medicina y a la Educación, entre ellos los textos básicos de la especialidad de Ortopedia y Traumatología para el nivel de pregrado y también  para postgrado, no solo útiles para la especialidad de Ortopedia sino también muy valiosos y de referencia en las especialidades de Medicina del Deporte y Medicina Física y Rehabilitación.(16)

Estos textos básicos fueron escritos y publicados en primera versión en el mes de mayo del año 1984, por solicitud del Ministerio de Salud Pública ante la necesidad que existía de publicar un libro para la especialidad de Ortopedia y Traumatología, que recogiera los últimos conocimientos y adelantos técnicos alcanzados mundialmente en esta rama de la Medicina y que fuera útil en la formación de alumnos de Medicina así como en la formación de internos, residentes y como material de consulta de especialistas inclusive de otras especialidades como la de Medicina del Deporte y Medicina Física y Rehabilitación. En el año 2009 se decide editar una versión más actualizada del mismo, y se nombra al Profesor Presidente del Grupo Nacional Asesor del Minsap, junto con otros valiosos profesores para la realización del trabajo.

Nueve técnicas quirúrgicas que llevan su nombre han sido descritas y publicadas, entre ellas  las técnicas de ligamentoplastias para las inestabilidades de tobillo por lesiones ligamentosas crónicas, tanto de ligamentos mediales, como ligamentos laterales de tobillo, utilizando el periostio para las mismas y para las cuales se diseñaron programas de entrenamiento para el conocimiento de dicho proceder.

Ejerció como conferencista principal en los Simposios de Actividad Física Terapéutica y Educación Especial y en los Congresos Cubanos de la especialidad de Ortopedia y Traumatología, donde inclusive ha abordado la problemática de Cómo se desarrolla a nivel nacional la enseñanza de la Cirugía Ortopédica y Traumatológica haciendo un análisis exhaustivo enfocado en las fortalezas y debilidades del proceso docente-educativo al interior del Complejo Científico Ortopédico Internacional Frank País, meca de los avances que ha logrado Cuba en esta especialidad médica. El estudio ha reflejado las ansias por mejorar el potencial científico en un centro de referencia en todo el orbe en la formación de Ortopédicos y Traumatólogos, sede de la Escuela Iberoamericana de Ortopedia y Traumatología, y de cuyas aulas han egresado especialistas de más de quince países, entre los que destacan México, Honduras, Venezuela, Perú, Brasil, Haití, Siria, Nigeria, Panamá y Yemen;  todo lo mencionado bajo el principio de “contribuir a la formación del hombre nuevo esbozado por el Che, teniendo siempre presente que el deber máximo de un médico es atender al pueblo”.(15)

En su extensa labor docente también se incluye el haber sido Presidente de los tribunales de especialistas de II grado en Ortopedia y Traumatología y Oponente de tribunales de grados científicos. Ocupó durante su extensa trayectoria diferentes cargos docentes. Fue tutor de 57 tesis de grado para especialistas en Ortopedia y Traumatología y de cuatro tesis de la especialidad de Medicina del Deporte. Impartió como Profesor principal 120 cursos internacionales en el Complejo Científico Ortopédico Internacional "Frank País" y la Escuela Iberoamericana de Ortopedia y Traumatología y 187 cursos internacionales en diferentes países del mundo, poniendo bien en alto el nivel de la ortopedia cubana.

Este brillante cirujano ortopédico ostenta a su vez las Palmas Académicas otorgada en el año 1987 por el Ministro de Educación de Francia a personalidades de la ciencia y la educación; la Orden de Honor y la Amistad de Rusia, otorgada por el presidente Vladimir Putin durante su visita a la Isla en agradecimiento a los servicios prestados por el galeno durante la guerra de Afganistán entre el 1979 y 1989;(4) la Orden del Ejército de Nicaragua, concedida por Daniel Ortega, y otras muchas más. En el año 1994 le fue otorgado además el Gran Premio Mariposa, uno de los más importantes por sus grandes aportes a la Ortopedia Mundial y en enero del 1995 r el Presidente de Francia, Francois Mitterand,  le otorgó la Orden Oficial Legión de Honor, una de las más importantes del país galo; además, en el año 1996 le fue entregado el Moscón de Oro en Asturias, España.

Una de las más grandes preocupaciones del profesor Rodrigo Álvarez Cambras ha sido el mejoramiento de la docencia médica, en especial lo referente con la especialidad de Ortopedia y Traumatología, por lo que resultó seleccionado Presidente del Consejo Asesor Nacional del Rector para la especialidad de Ortopedia Traumatología del Minsap. En el mes de abril del 2015, al aprobarse retomar la modalidad de internado vertical en respuesta a nuevos requerimientos del sistema nacional de salud en las especialidades básicas, clínicas, diagnósticas, biomédicas y quirúrgicas, el análisis y diseño de los programas le fueron encargados a las comisiones de asesores del rector para la especialidad en coordinación con la comisión nacional de la carrera de medicina de la Universidad de Ciencias Médicas. Un colectivo de autores conformado por cinco prestigiosos autores, dirigidos por el profesor Rodrigo Alvares Cambras, diseñó el plan  de estudio y programa de la especialidad de Ortopedia y Traumatología tanto para el internado vertical, como para la residencia en la  especialidad sobre la base de sus criterios y opiniones

Por su aportes y contribuciones a la Educación Médica Superior, el Profesor Álvarez Cambras  ha recibido un número significativo de distinciones y reconocimientos entre las que se encuentran: la Distinción Especial otorgada por el Ministerio de Educación Superior en el año 1983; la medalla José Tey en el año 1989; la Orden Frank País del Ministerio de Educación en el año 1992;la Medalla y distinción por la Educación cubana y el Reconocimiento como abanderado en del programa de formación de maestros emergentes en diciembre del 2002 entre muchos otros.(12) En la actualidad, a sus 85 años el profesor se encuentra en proceso de jubilación y dejará para el futuro de la patria el legado de su obra médica, científica y pedagógica y su intachable conducta como ser social y como directivo; cánones teóricos con aportes científicos de reconocimiento mundial para todos los tiempos. Su mayor y más importante reconocimiento  será siempre el respeto y la admiración de todos los que lo conocieron y muy especialmente de la comunidad ortopédica de Cuba y de otras partes del mundo. Será recordado y eternamente se le agradecerá su dedicación y entrega que tan alto elevaron el nivel de la Ortopedia en nuestro país.

 

 

CONCLUSIONES

Rodrigo Álvarez Cambras es considerado por muchos el padre de la Ortopedia y la Traumatología en Cuba por todo lo que contribuyó a elevar el nivel de la misma. Su aporte práctico más concreto e importante fue la creación de una Escuela Cubana de Ortopedia y Traumatología. La obra del profesor Rodrigo Álvarez Cambras debe ser estudiada por todos los estudiantes de la carrera de Medicina, como ejemplo de médico, ortopédico, pedagogo y directivo, pero muy especialmente por todos los que tengan que ver de alguna manera con la especialidad de Ortopedia y Traumatología. Cada vivencia de su obra aporta una enseñanza; su altruismo, su modestia, honestidad, lealtad a la patria y valentía, son valores dignos de imitar no solo por las nuevas generaciones de ortopédicos, sino por todos los estudiantes de medicina en general. Los estudios que sobre él se realicen pasarán a enriquecer el acervo histórico de las Ciencias Médicas en Cuba por el legado que les deja a las nuevas generaciones de médicos y de ortopédicos.

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1- Afonso de León JA. El pensamiento pedagógico de Fidel Ilizástigui Dupuy: una contribución a la Educación Médica Superior en Cuba. La Habana: Tesis presentada en opción al grado científico de doctor en Ciencias Pedagógicas. Matanzas;2016.

2- Buenavilla-Recio R. Condiciones y exigencias para el reconocimiento de las escuelas cubanas de pensamiento y acción. VARONA, Revista Científico-Metodológica[Internet].2014[citado 19/04/2019];58 Disponible en: https://www.redalyc.org/pdf/3606/360634165005.pdf

3- ECURED. Síntesis biográfica de Rodrigo José Álvarez Cambras[Internet]. Cuba: ECURED[citado 19/04/2019]; 2011. Disponible en: https://www.ecured.cu/Rodrigo %C3%81 AlvarezCambras/  

4- López Blanch H. Los 80 diciembre de Álvarez Cambras. La Habana: Semanario económico y financiero de Cuba; 2014|.

5- Sotolongo Puig CL. Rodrigo Álvarez Cambras: Ingeniero de los huesos. Periódico de Sancti Spiritus Escambray[Internet] [citado 19/04/2019]; 2014.Disponible en:  http://www.escambray.cu/2014/rodrigo-alvarez-cambras-ingeniero-de-los-huesos/  

6- López Blanch. H. La desconocida historia del doctor Rodrigo Álvarez Cambras. Periódico Granma[Internet]. La Habana, martes 14 de agosto de 2007. Año 11(225)Rebelión[citado 19/04/2019]; 2015. Disponible en: http://www.granma.cu/granmad/2007/08/14/nacional/artic02.html

7- De Armas Padrino I. ACN digital. Rodrigo Álvarez Cambras prestigioso médico cubano y formador de generaciones de ortopédicos[Internet];2014[citado 19/11/2019]. http://www.radioangulo.cu/especiales/7624

8- López Blanch. H. El mago que cayó del cielo. Libro sobre sus aportes al movimiento deportivo cubano. La Habana: Casa Editora Abril;2018.

9- Núñez A. Hedelberto trae un mago a los lectores [Internet]. Publicado el 12 marzo 18:20[citado 19/04/2019];2019. http://www.trabajadores.cu/20190312/hedelberto-trae-un-mago-a-los-lectores/2019/  

10- López Blanch H. Medalla de la Ortopedia Publicado: Lunes 25 junio 2018[Internet];2018[citado 19/04/2019].Disponible en:   http://www.juventudrebelde.cu/deportes/2018-06-25/medalla-de-la-ortopedia 2018/

11- López Blanch H. Un Mago que cayó del cielo[Internet]; 2018[citado 19/04/2019].Disponible en: http://www.artemisaradioweb.icrt.cu/en/noticias/la-cultura-en-artemisa/14890-un-mago-que-cayo-del-cielo.2018/

12- Pérez J. Celebración 80 de Álvarez Cambras. La Habana: Servicios Especiales de Información del Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas; 2014.    

13- De Armas Padrino I. Álvarez Cambras: Comprometido con la salud de los pueblos[Internet]. ACN[citado 19/04/2019];2016.Disponible en:  http://www.acn.cu/salud/23887-alvarez-cambras-comprometido-con-la-salud-de-los-pueblos/

14- Dufflar A. Homenaje al Dr. Rodrigo Álvarez Cambras en el 80 aniversario de su natalicio[Internet]. La Habana [citado 14/04/2019]; 2014. Disponible en: http://www.unionarabecuba.org/

15- Álvarez Cambras R. Tratado de Cirugía Ortopédica y Traumatológica. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2009.

16- ACC. Currículo vital de Rodrigo José Álvarez Cambras[Internet]. La Habana: Academia de Ciencias de Cuba [citado 11/04/2019]; 2014. Disponible en: http://www.academiaciencias.cu/   

 

**Todos los autores participaron en la redacción, corrección y revisión bibliográfica del artículo.

 

Conflictos de interés
Los autores  declaran que no existen conflictos de interés

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.